¿qué dicen de nosotros?

Correo electrónico Imprimir PDF

Fotografía, música, juguetes y solidaridad

En el bar Juguete Rabioso se presentó la muestra “Miradas que suenan” donde ocho fotógrafos y ocho músicos se juntaron “para fundir imágenes y vibraciones y llenar de sonrisas la Casa Cuna” ya que el objetivo de la misma fue reunir juguetes para los más pequeños.















La provincia tendrá el primer ciclo de cine para ciegos del país

Se proyectarán películas con el sistema de audiodescripción. Será los viernes de agosto en un bar de calle Juan B. Justo. Cuenta con el apoyo del Gobierno y de entidades de discapacidad.

Edición Impresa: jueves, 19 de julio de 2012
La provincia tendrá el primer ciclo de cine para ciegos del país

Representantes de una ONG, del Consejo de Discapacidad y del Ministerio de Cultura dieron detalles del ciclo. (Diego Parés / Los Andes)

Notas relacionadas

Ángeles L. Acosta - aacosta@losandes.com.ar

En lo cotidiano pasan cientos de cosas no felices con las que los seres humanos debemos lidiar en ciertas oportunidades. Así como también hay mucha gente linda, solidaria y comprometida con temas sociales, que constantemente crea, propone y actúa para, de alguna manera, hacer un "mundo mejor" en donde vivir.

Un ejemplo de ello es Miguel Casanova, dueño del bar Juguete Rabioso, que junto al Ministerio de Cultura y otros organismos e instituciones está organizando un ciclo de cine inclusivo para no videntes. La propuesta, que empieza en agosto, consistirá en proyectar películas con sistema de audio-descripción.

Tal cual contaron los organizadores, es la primera vez que este tipo de reproducción se llevará a cabo en Argentina, y con un equipamiento tecnológico realizado en el país.

"La audio-descripción es el relato estético de cada una de las escenas de una película. No se quita la voz de los personajes y tampoco la música (que tiene sensibilidad). Hay momentos en los que el relato debe ser rápido -tipo el que hacen los periodistas deportivos en un partido de fútbol- para luego dar paso inmediato a las conversaciones de los actores", explica Sol Delgado, terapeuta ocupacional y representante de la Oficina Cultura Accesible del Ministerio de Cultura.

Así, ayer se hizo la primera reunión informativa del ciclo, que además contó con la participación de representantes del Consejo de Discapacidad de Mendoza, de la escuela Hellen Keller (que forma a niños no videntes) y de la radio UTN (que aportará la frecuencia para la transmisión de las descripciones), quienes habían sido convocados para aportar sugerencias, ideas y opiniones.

"El objetivo es que los mismos ciegos nos digan si la propuesta funciona e interesa y qué pelis prefieren. Queremos incluir a los discapacitados más marginados por la sociedad, como la gente que trabaja en la calle. También a los adolescentes, que tienen intereses distintos. Porque, por ejemplo, esto ya lo hicimos con la ópera "Aurora", pero lógicamente no es de lo que más atrapa a los jóvenes", cuenta Casanova, dueño del espacio cultural, cuya capacidad es para 70 personas sentadas.

Anoche se acordó que la primera película que se proyectará en el ciclo será la francesa "Amelie" el 3 de agosto, mientras que el resto de los filmes serán elegidos por los propios espectadores en la semana previa.

Cabe recordar que, aunque pasó medio desapercibido, durante las tres noches de Vendimia profesionales de la comunicación transmitieron por radio UTN la Fiesta Mayor para los mendocinos no videntes.

"Pretendemos que esto no se quede en un simple ciclo de cine, sino ir más allá. Por eso estamos abiertos a todo tipo de propuestas y tenemos muchas ideas. Si bien ahora se hará en el bar, después lo vamos a llevar a los departamentos y a las distintas salas del Ministerio de Cultura. Posiblemente el Consejo de Discapacidad facilite una tráfic para trasladar hasta el bar a las personas que quieran ver las pelis", detalla Delgado, con ese entusiasmo que da ganas de sumarse al noble proyecto que transformará a Mendoza en pionera en esta iniciativa a nivel nacional.


Piden estacionamientos para ´bicis´

Desde la Asociación de Ciclistas Urbanos de Mendoza organizan un ciclo de cine para captar empresas "bike friendly". El objetivo es promover la idea de que bares, otros locales y playas de estacionamiento dispongan de un lugar interno para dejar estos vehículos.

Edición Impresa: miércoles, 11 de abril de 2012
zoom
Piden estacionamientos para ´bicis´

Los miembros de la Asociación de Ciclistas Urbanos de Mendoza adelantaron el relanzamiento del programa Pro Bici. (Andrés Larrovere)

Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Un ciclo de cine independiente con películas relacionadas con bicicletas, es la estrategia que utilizará la Asociación de Ciclistas Urbanos de Mendoza (ACUM) para relanzar su programa Pro Bici que pretende -entre otros aspectos- que cada vez más comercios acepten el estacionamiento interno de sus vehículos. Esta necesidad nació para hacerles frente a los reiterados robos en la vía pública, a pesar de las diferentes estrategias de seguridad.

"Lo que buscamos es contribuir al cambio cultural de la mano de empresas ?bike friendly' que apoyan el ciclismo urbano con esta práctica de responsabilidad socio-ambiental empresarial, además de proponer la idea de salir en bici por los lugares de la movida nocturna y poder dejarlas allí", explicó Lucas Burgos, titular de ACUM. Lo que sucede es que muchos negocios prohíben el ingreso de este tipo de rodados y al dejarlos afuera corren peligro de ser sustraídos.

"Estamos intentando acercar esta idea a diferentes instituciones, pero por la burocracia se nos hace muy complicado. Por eso empezamos esta campaña en los sitios que sí las aceptan", relató el responsable.

El bar Juguete Rabioso es uno de los que se sumó a esta propuesta por lo que su dueño, Miguel Casanova, ha dispuesto espacio en sus dos locales (en Capital y en Godoy Cruz) para este propósito.

"En realidad, surgió como una necesidad que se va viendo en la gente. En el bar de Godoy Cruz les ofrecemos un pequeño patio interno y en el de Capital tenemos un lugar más grande", contó el propietario.

"Si bien no todos los clientes vienen en bici, es bastante frecuente y por eso les ofrecemos una facilidad para que no estén preocupados pensando en que les van a robar", agregó.

El nuevo bar-restaurante El Cuarto Propio también forma parte de esta movida. "Hemos destinado un sitio donde antes había un cantero para que los ciclistas dejen sus bicis y así puedan relajarse, tomar algo y comer algo", expuso Leandro Cerrón, uno de los socios del emprendimiento. Para él, ésta es una forma de colaborar para disminuir la superpoblación de autos en el microcentro: "Uno tiene que tomar conciencia y poner su granito de arena para solucionar este problema", añadió.

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) es otra institución que permite a los estudiantes un lugar seguro para dejar estos vehículos.

Tarifa en relación al tamaño

Más allá de buscar espacio en los comercios, los miembros de Pro Bici están en campaña para conseguir que las playas de estacionamiento del centro acepten alojar bicicletas.

"Hemos propuesto una ordenanza en la Municipalidad de Capital para que se habilite el guardado de bicis porque actualmente no está permitido", expresó Burgos, y señaló que en Buenos Aires cada 50 autos se admiten 10 de estos rodados.

"Nosotros no queremos que sea gratis, sino que se busque una tarifa en relación al espacio para insertar la bici a la altura de otros vehículos", destacó.

Desde el municipio capitalino, la directora de Planificación Urbanística, Silvana Bragagnini, aseguró que si bien se han mantenido reuniones, no han recibido ningún proyecto oficial al respecto.

Por otra parte, desde la Asociación se mostraron muy conformes con la nueva red de bicisendas proyectadas para unir los departamentos de Godoy Cruz y Capital; pero no así con el tan promocionado Metrotranvía que únicamente permitirá transportar 4 bicicletas por convoy y no en horas pico.

Ruedas en pantalla

El ciclo de cine que comenzará esta noche a las 21 se titula "Ni rápido ni furioso" como una manera de adaptarse a la filosofía slow que propone ciudades sustentables.

El mismo se desarrollará todos los miércoles hasta el 2 de mayo en diferentes locaciones (ver aparte) y en todos los casos las bicicletas son bienvenidas.

"Para armar el ciclo vimos muchas pelis y si bien en un principio la idea no era que fuese sólo cine independiente, descubrimos que en Hollywood casi no hay films de bicis", comentó el titular de la Asociación y organizador del ciclo, a la vez que aseguró que se eligieron las mejores y más representativas. "Son dos de España, una de Chile y una de Francia y las tres primeras son estrenos para la provincia", recalcó el joven.


El fin de semana ideal de Máximo Lorda (nota publicada en el diario Los Andes, sección Estilo el 18/11/2011)

Otoño, la agrupación de la que el músico es guitarrista, se presenta este fin de semana en el Auditorio Juan Draghi Lucero junto a la banda chilena “Adopted”.

El fin de semana ideal de Máximo Lorda
Máximo Lorda, el guitarrista de Otoño.
"Flores, frutas y frases escondidas", Otoño.

viernes, 18 de noviembre de 2011

La banda indie de rock Otoño se presenta este sábado a las 22 en el Auditorio Juan Draghi Lucero de Radio Nacional (Emilio Civit 460) en la segunda edición del ciclo "Ciudad y Música para todos".

La agrupación conformada por Carina Lourdes Staiti (voz y  teclado), Máximo Mario Lorda (guitarra), Hernán Javier Cerezo (batería) y Guillermo Daniel Staiti (bajo) estrenó su primer disco (¿por qué debería tener un nombre? no lo tiene) este año y ya lo presentaron en varios puntos de la provincia, en Córdoba, Chile y San Luis. 

La agrupación formará parte del ciclo que presentará dos bandas por noche durante los días 26 de noviembre ("Adopted" será el grupo invitado este fin de semana) y 3, 10 y 17 de diciembre. La entrada al espectáculo es libre y gratuita. 

Antes de subir al escenario, Máximo Lorda pasa por Estilo y da a conocer sus preferencias.

- ¿Qué lugar recomendás para ir a comer en Mendoza? 

-Juguete Rabioso. Ojo, siempre prefiero un asado en la casa de Guillermo Staiti.

-¿Y para ir a tomar algo?

-Juguete Rabioso, en cualquiera de sus dos direcciones -Godoy Cruz o Ciudad-. Trato de ir donde esté como encargado el Sr. Osvaldo Maida, o el dueño, Miguel Casanova. Soy muy amigo de los dos.

- ¿Un espectáculo para ver el fin de semana?

- La Estafeta (Pareditas, San Carlos). Allí se festeja cada fin de semana el rock, lejos de covers y de poses.

- Un referente en la profesión

-Ira Kaplan de Yo La Tengo.

- Un referente en lo personal

-Mi padre, un ejemplo de ser humano: honesto, sincero y devoto de su familia. No debo dejar de lado a mi madre, quien reviste idénticas características.

- Una asignatura pendiente

-Ver en vivo a The Cure.

- Un hobby

-Leer.

- ¿El momento más triste de tu vida?

-Cuando falleció mi abuelo. 

- ¿Y el más feliz?

- Cada vez que me subo a un escenario.

- Tu cable a tierra

Los verdaderos amigos.

- ¿En qué creés?

En mí. En Dios. En el rock. En el noise.

Para conocer más a Otoño, hacé click aquí.



Sindicato de ex empleados rabioso presente hoy y siempre!

Infinita gratitud a esos trabajadores que hicieron de nuestro bar ese lugar increíble...¡Aguante el sindicato!.
Visitá el grupo facebook


Alguna vez fui a tomar algo a Juguete Rabioso

(Muchisisisimas gracias a Manu Bustos -creador- al grupo de fánaticos del caralibro)
Unirte

Diario Los Andes - Recorrida nocturna

En Godoy Cruz se impone el Bombal Soho

Entre las calles Beltrán, Yrigoyen, Almirante Brown y Maipú ha crecido la cantidad de bares
y restaurantes con diferentes ofertas. Dueños y clientes valoran la tranquilidad de la zona,
la posibilidad de estacionamiento y la variedad.













Entre los precursores. El Juguete Rabioso mantiene la vigencia de sus comienzos.
Fotos: Diego Parés

sábado, 30 de enero de 2010

Lentamente se ha ido generando en Godoy Cruz un polo que pretende ser alternativo a la calle Arístides Villanueva de ciudad, lugar emblemático de la noche mendocina.

Es que en los últimos años son varios los restó bar y demás lugares para juntarse que se han instalado en la zona que ellos mismos han denominado como Bombal Soho, en alusión al distinguido lugar ubicado en el barrio porteño de Palermo, y que comprende el rectángulo que forman las calles Maipú, Beltrán, Yrigoyen y Almirante Brown.

En ese sitio hay desde lugares para degustar comida árabe, restaurantes de categoría y hasta bares culturales.

La historia nació a fines de los '90 cuando se instaló en una vieja casona que todavía está en pie el bar La Fernecería. Los que conocen la zona del Bombal cuentan que ése fue el negocio que generó la movida actual junto con El Juguete Rabioso y el restaurante La Chancha, que todavía funcionan.

Emprendedores

Los que llevan tiempo instalados en el lugar no se ponen colorados al comparar, salvando las diferencias, ese lugar de Godoy Cruz con Palermo. Entienden que el factor que los iguala es que "aquí en las callecitas encontrás o un lugar para tomar algo, o un taller de arte, o un negocio de antigüedades".

En la Arístides, más allá del tipo y la categoría de los negocios, todos están ubicados en una sola arteria. Eso no sucede en Godoy Cruz y los comerciantes ven con buenos ojos la tranquilidad de las calles, que algunos pocos las transiten caminando y que todavía se mantengan las bondades de un barrio sereno.

Gonzalo Salcedo de Armagnac, ubicado en calle Yrigoyen, cuenta que cuando decidió instalar su restó bar advirtió que la calle Arístides estaba desbordada. "Esta zona es más tranquila, está cerca del centro, se puede venir en invierno y en verano y no está tan lejos como Chacras".

Dice Salcedo que trabajar en ese lugar y con otro tipo de gente, le permite innovar en los servicios de gastronomía tradicionales, y da un ejemplo: "Todos los miércoles hay un mago que recorre las mesas haciendo trucos. A la gente le encanta, ahora como en enero está de vacaciones, muchos no vienen porque no está el mago". También atrae clientes con sus after office debido a que en el Bombal funcionan varios estudios jurídicos y de arquitectura.

Otro que entendió que esa zona tenía potencial fue Ariel Abraham, quien instaló Barguile, un lugar en el que se sirve comida árabe. "No quisimos hacer un lugar sólo de comida árabe, también vendemos lomos y pizzas. En Puerto Madero hay varios lugares similares".

Abraham no duda en afirmar que la facilidad para estacionar, los costos de los locales y la tranquilidad de la zona hicieron que la balanza se inclinara para el lado de Godoy Cruz.
"Sin dudas aquí pagamos un 50% menos de costos entre alquileres e impuestos municipales que en la Arístides, por eso también podemos competir con los precios", confiesa.

"Acá hay más tranquilidad, esta calle no es un loquero como la Arístides", dice sin problemas Leonardo Gauna, encargado del pub Punta y Hacha, ubicado en calle Beltrán quien lleva tres años en esa zona. Una visión similar tiene Fabián Dolcemascolo de A lo tuyo: "Hace cuatro años que estamos y trabajamos con familias, gente más grande y con precios accesibles". El argumento monetario también lo repite Matías Ocvirk, encargado de El Lugarcito, también instalado en esa arteria de Godoy Cruz.

Jorge Vinasa armó su restó bar, el ya clásico Bombal Soho, en calle Almirante Brown. "No sabíamos bien si iba a funcionar, pero teníamos claro que queríamos trabajar con gente más grande. Buscábamos que estuvieran tranquilos y que pudieran estacionar sin problemas", cuenta Vinasa quien ya despejó sus dudas sobre el éxito comercial de su emprendimiento.

Cultura y patrimonio

Miguel Casanova es uno de los dueños de El Juguete Rabioso, uno de los primeros en instalarse en la zona, y también desde setiembre del año pasado posee en el Under Bar. Casanova, sin dejar de lado las ventajas de estacionamiento y los mejores precios, entiende que la movida del Bombal es diferente a la de la Arístides porque tiene algunos rasgos culturales que no se registran en ciudad.

"Aquí nos instalamos en casas viejas y no las tocamos, preservamos el valor patrimonial de este lugar. También en el Juguete ponemos libros y juegos, y en el Under vamos a tratar de hacer cosas similares, pero a nivel musical".

Conocedor de la zona, sigue firme en su postura y sentencia: "Aquí cerca tenés el bar literario Ficciones, eso en la Arístides no creo que exista".

Fabián Sinatra está ansioso porque en unos días abrirá su resto bar ubicado en Beltrán y Patricias Mendocinas y cuenta que si bien se dio la posibilidad de instalar un emprendimiento gastronómico en esa zona por otros motivos, rescata que "hay factores que juegan a favor y que en la Arístides no están. Queremos trabajar con gente más grande y que estén tranquilos".

Los comerciantes dieron sus visiones y razones, por lo bajo en uno de los lugares instalados dicen: esta zona es Bombal Soho, en ciudad funciona la Arístides Hollywood.

Gastón Bustelo


Domingo, 17 de septiembre de 2006 - Edición impresa

 

Estilo Soho

Un barrio que mira a nuevos horizontes al ser connivente con los bares y restós que hacen su aparición entre los intersticios de un ámbito que hasta hace poco era exclusivamente residencial.

Tania Abraham turismo@losandes.com.ar

Quizás lo único positivo que dejó la debacle económica de 2001 -junto con las solidaridades grupales- fue la proliferación de bares en diversas zonas de Mendoza. Sitios de encuentro en los que se gastaba menos que un boliche fue la contrapartida del negro panorama económico y social con el que comenzaba 2002 y no se sabía cuándo culminaría.

Nada mejor que un espacio para compartir, debatir, reír, soñar, conquistar y ser conquistado. Un lugar, en tanto espacio común que aglutina y deja surgir las diferencias. Una mesa en un bar, es parte de la idiosincrasia de los mendocinos, y allí un café, un Fernet, un vino o una cerveza, poco importa; lo significante es la comunión.

Dentro de este panorama aparece Juguete Rabioso; una casa convertida en negocio es la definición. Desde 2002 se levanta con su propuesta poco convencional. Bernardo, uno de los integrantes del bar, promueve la idea del Bombal SOHO. Las condiciones están: un barrio de poder adquisitivo medio-alto, con seguridad y clima residencial en el que las viejas casas de adobe se transforman en bares, pubs o restaurantes. La ecuación da un movimiento contracultural -contradictorio por cierto- en el que se brindan alternativas de consumo, muchas veces a los mismos que adoran ver y ser vistos, pero también a los que no van con la onda top de otras zonas. Si de identidad se trata, el Bombal la está construyendo.

En el área -ampliada- conviven La Fernecería, A lo Tuyo, Punta y Hacha, La Chancha, Juguete Rabioso. Ya fuera del barrio propiamente dicho, pero emparentados con la onda, entraría Casa Babilon y más allá Latinoamérica. Todos se presentan como alternativa a la poblada vidriera de la Arístides Villanueva.

Y es en Juguete Rabioso donde recuerdan que sus colegas de La Fernecería "inventaron" la apertura de un bar en una esquina de adobe y la jarra de bebidas en las mesas.

Mazinger, Astro Boy y Carlitos Balá

El mural del frente recientemente terminado pinta el interior. En él conviven Bob Marley con Perón, Astro Boy, Mazinger y He Man.

La clientela de Juguete... absorbe la propuesta y la hace propia, a la enrarecida decoración de paredes abarrotadas de posters y juguetes diversos, se suman esos recuerdos de la infancia que se añoran. Y así es que aparece un cuadrito con el angelito de la guarda, otro con Minguito Tinguitela, fotos del Diego, el Pato Donald, Chaplin, Fidel Pintos y Tato, Piñón fijo y Papá Pitufo.

Recitales de poesía y la presentación de libros de editoriales incipientes se llevan a cabo por estos lares. "Una vez vino el hombre merengue, que regalaba poesía y convidaba de sus enormes apolos de crema y dulce de leche", cuenta Bernardo. El antihéroe del local es el gordo Bati, pero no nos detendremos en el personaje, no vaya a ser que devenga en "referente".

Juguete Rabioso es uno de los pioneros del barrio. Cuenta con una biblioteca, y aunque a veces se roban los libros, los dueños no se alarman. "Si roban un libro lo van a leer, eso importa" dicen. También hay juegos de mesa, los tradicionales Pictonary, TEG, entre otros. De hecho en muchas oportunidades se arman campeonatos. También los propietarios -egresados todos ellos de la Facultad de Ciencias Políticas- han creado algunos como el Memo test en el que se buscan las fichas gemelas. Entre todas está la "maldita", que viene a ser la figurita difícil; en este caso la ficha que no tiene doble. Es habitual que sea la cara de Menem, pero también puede ser la Brujita Verón.

Entre todos, los enanos de jardín. En el sitio financiarían un Movimiento Político de Liberación de los pequeños custodios de los frentes de las casas.

La propuesta de la carta es sencilla: siguen ofreciendo las bebidas en jarra. Así la de Fernet cuesta $ 17, la de Gancia $ 10 y la cerveza con pizza $ 11; todos precios populares, les gusta aclarar. Arizu 502, esquina Ibarlucea.

Out side

Fuera de los límites del Bombal, Casa Bábilon, emerge en San Martín y Juan B. Justo. Aquí la propuesta se emparenta con la anterior: un sitio relajado en el que los chicos no tan chicos, se juntan los fines de semana, cerveza por medio.

Las habitaciones reflejan el sentir de los pibes de 30. Una de ellas realiza un extraño homenaje al cine bizarro con el que creció esa generación. Allí aparecen infaltables Los Parchís junto a Martín Karadagian, Los Cazafantasmas, Volver al Futuro, La Carpa del amor, cuyo célebre director fue Adolfo Aristarain.

En el pasillo se recuerda a las devociones populares como el Gauchito Gil, la Difunta Correa, entre tantos. Otra sala se viste de arte latinoamericano con pictogramas y referencias a las culturas andinas. También está el sector de los políticos tomado con onda. Casa Bábilon, San Martín y Juan B. Justo. Cerveza $ 5, Fernet en jarra $ 17.

Desde Tijuana a Tierra del Fuego

Latinoamérica es otro emprendimiento que se sale de la cuadrícula barrial pero se suma a la propuesta general de esta zona. Desde hace un año el hostel y bar gastronómico arremete con una fuerte impronta cultural.

"Godoy Cruz se está posicionando como alternativa al glamour de la Arístides, a lo masivo" dice Diego Gareca uno de los dueños del lugar, que le suena interesante lo del Bombal SOHO y adhiere; nosotros estamos más alejados pero es la misma idea y aquí también hay vecinos célebres, sonríe.

Biblioteca, música popular y cine social se complementan con espectáculos de artistas vernáculos. Allí menducos y turistas se impregnan del halo artístico de América Latina. Las paredes traducen esa constante en réplicas de Guayasamín. Pinturas, tejidos, metales y cerámicas reflejan el sentir de los pueblos del continente. Incluso la vajilla, de rigurosa negritud, traída de Chile, es el barro que contiene las delicias también legadas por diversas sabidurías de aquí y de allá.

"Un ambiente para la cultura" les gusta llamarse. Todo el quehacer cultural que hace ruido en Mendoza se comparte con los habitués y los foráneos que se hospedan en el hostel. Las habitaciones tributan a notables letras de Latinoamérica. De esta manera una habla de Neruda, otra de Tejada Gómez. También está la que cuenta sobre Eduardo Galeano.

Los que han tomado la propuesta como propia provienen del ambiente universitario -docentes y alumnos- que disfrutan de ciclos de lectura, reuniones de literatura y shows en vivo. Si bien abren de miércoles a domingo por las noches, algunos fines de semana han probado con "La peñita del canto emergente" en el que cantores de raza como Sandra Amaya interactúan con otros poco conocidos. Casi siempre trabajan con músicos y cantautores (www.musicosycantautores.com.ar)

Los segundos jueves de cada mes es el turno de la presentación de la revista Serendipia, y algún músico ameniza la velada. "En una oportunidad se realizó un desfile de modas alternativo, con body painting, prendas confeccionadas con diarios y plásticos y recursos novedosos" cuenta Diego, uno de los dueños del lugar.

A veces llega gente con algo para leer; otros gustan improvisar. La apertura de mentes y el espacio ávido de expresiones libres se conjugan en este ámbito para la cultura.

Respecto de lo gastronómico Latinoamérica realiza un homenaje constante a los países vecinos. Por ejemplo se ofrece Chorrillana de Chile con papas, chorizos y cebollas ($ 12), tacos ($ 7), Pastel Inca de Perú ($ 9), Jamón Bolivariano ($ 12), Humita en chala ($ 8), empanadas de carne, jamón y queso y choclo ($ 8 la docena).

Próximamente: viernes 22 Claudio Bracheta; sábado 23 Sur de jazz; viernes 29 Gustavo Maturano; sábado 30 Trova latina con Gustavo Fernández, de Buenos Aires. Latinoamérica. Juan de Garay 146, Godoy Cruz.


Ver imagen en tamaño completo

Bombal Soho: bohemia, moda, cocina y algo más

Ver imagen en tamaño completo

www.losandes.com.ar/.../12/8/estilo-215910.asp

Se viene el primer torneo provincial de TEG

Empezará el 25 y durará dos días. Treinta y seis participantes buscarán dominar el mundo con sus tácticas y estrategias.

Edición Impresa: sábado, 14 de septiembre de 2002

Jorge Hirschbrand jorgeh@losandes.com.ar

“China ataca a Kamtchatka”. La frase se repite una y otra vez, con dados que convierten el azar en la más ingeniosa estrategia de guerra. Y así, por culpa de esas fichas amarillas que tienen como objetivo destruir al ejército verde, millones de argentinos se desvelan desde hace 28 años, buscando ser dueños del mundo. Y no les importa acostarse cuando la madrugada se convierte en mañana si han tenido la satisfacción de haber ganado al TEG.

El plan Táctico y Estratégico de la Guerra (de allí su nombre), uno de los juegos de mesa más practicado y difundido en la Argentina, entrará en acción el 25, cuando se sorteen las tarjetas de países y objetivos para largar el primer campeonato mendocino.

Seis mesas de seis participantes cada una y la misma cantidad de ejércitos jugándose en cada mano, en dos días de competencia en el bar Juguete Rabioso. La idea de Gustavo Schejter y Guillermo Koch, encargados de la página en Internet www.mendozaxmenos.com.ar, buscará repetir en nuestra provincia la experiencia que hace tres meses se dio en Buenos Aires.

“Se trata de armar estrategias que a veces van más allá del azar. Creo que eso es lo bueno del juego, porque tiene dinámica y ese gustito de creer que uno va a ganar una guerra. Además, es la excusa perfecta para estar con amigos”, es la explicación que Fabián Lara, uno entre tantos jugadores, le da a las horas depositadas en el tablero.

A lo largo de los años el TEG recibió diferentes tipos de análisis y opiniones. Hasta fue sometido a estudios psicológicos que se preocuparon por desenmarañar su especial poder de atracción, que provoca que, a pesar de estar jugándolo por horas, no lleva al agotamiento.

El TEG nació a mediados de los '70 y rápidamente logró una difusión que ni sus dueños esperaban. Allí nació Yetem, la firma que se relaciona íntimamente con este tipo de juegos. Para difundir el juego, se disputaron torneos en una galería ya desaparecida del centro porteño. En Harrod's, ubicada en Florida y Paraguay, comenzaron a formarse los primeros “TEGmaníacos”.

Años después, el TEG II salió al mercado. Nuevas variantes de juego y diferentes sistemas de ataque no lograron pegar en el público como la versión original. Entonces, con buen tino, Yetem apostó a una versión renovada y mejorada del juego original, manteniendo el mismo espíritu y sistema de competencia.

En sus tres versiones, se han vendido más de un millón de tableros. Y la difusión del TEG fue tal, que en 1988 más del 80% de loa argentinos conocía o había sentido hablar de este juego de mesa, según un estudio de una empresa de gaseosas. Actualmente, es compañero casi obligado de campamentos, postre fuerte de cenas entre amigos y una opción fuerte a la hora de decidir qué hacer un sábado a la noche.

Kamchatka, un sentimiento

No quedan dudas de que si hay un país del tablero que llama la atención, ese es Kamtchatka. Sin embargo, muy pocos saben si existe y dónde queda específicamente. Lo que está claro es que, para la mayoría, su nombre se relaciona directamente a largas noches de dados y conquistas. De la célebre frase “China ataca a Kamtchatka”, viene el nombre de la ultima película de Marcelo Piñeyro, con Ricardo Darín y Cecilia Roth.

Ahora bien, para despejar la incógnita, Kamchatka (así se escribe, en el tablero tiene una “t” de más) es una provincia situada en la Siberia Oriental, que abarca la península de Kamchatka; una región de una fuerte actividad sísmica y volcánica. En el ránking de países que despiertan cierto cariño por culpa del TEG, lo siguen Gobbi y Labrador.

Plantearse un objetivo y elegir los medios para cumplirlos a partir de las tarjetas que tocaron en suerte, parecen una analogía de la vida cotidiana. Esto lleva a conocer al adversario y procurar descubrir, a partir de la práctica y la intuición, cuál es la misión del ejército que está enfrente.


Viernes, 19 de marzo de 2004 - Edición impresa

Comer, beber y leer

La carta, el trago... y un libro. En Mendoza comienzan a surgir los bares literarios, los reductos culturales que incluyen anaqueles con material de lectura y los rincones para debatir sobre las artes. En qué consiste esta propuesta que pugna por convertirse en un saludable hábito.

Por Leonardo Rearte, lrearte@losandes.com.ar
Están allí, sobre mesas ratonas, en las barras, en las eclécticas repisas. No tienen destino de salas en silencio, de mesas largas y luz diurna; estos libros serán disfrutados en ruidosa compañía. Son títulos para escoltar un trago, para debatir en grupo o para hojear a la espera de ese plato que se hace desear. Es una tendencia, o quizá apenas una moda. O tal vez, un servicio que llegó para quedarse; el tiempo dirá. Por lo pronto, en Mendoza se multiplican los bares y pubs que ofrecen al comensal buena lectura para degustar. Y éste, al decir de los encargados y los barmen, sabe apreciar esas páginas de Víctor Hugo Cúneo, de Roberto Arlt o de Fernando Lorenzo, con tanto gusto como el margarita o el fernet con cola.



Libros para jugar. Durante algún tiempo, El Juguete Rabioso fue el único bar literario de Mendoza. Inspirado en el título de la gran novela de Roberto Arlt (que además sienta bien con la intención lúdica del local), el bar de la calle Arizu 502 propuso desde su inauguración una espaciosa sala de lectura. Sobresalen aquí los autores y las revistas vernáculas. Hacen más curioso este cuarto de la casona, algunos volúmenes bizarros, revistas marginales, enciclopedias incompletas y un sapo. Sí, el tradicional juego argentino en el que el desafiante debe pasar por la boca del batracio de metal tantas fichas como pueda.

“Nuestra idea es unificar los libros con los juegos de mesa (tenemos varios y hasta se han hecho campeonatos de TEG y truco). Cuando iniciamos no había bares con libros en Mendoza. Claro, en Buenos Aires esta modalidad ya está instalada”, dice Miguel Casanova, periodista y uno de los socios de El Juguete Rabioso. La forma de acceder a la literatura es sencilla: “Aquí la gente se levanta y busca los libros, sin siquiera consultarnos. Más de uno nos ha pedido llevárselo a la casa, y, por supuesto, accedimos”, comenta Casanova.

Ordenados como en fila escolar (por el tamaño de las ediciones), se encuentra volúmenes de poesía clásica, autores mendocinos (Sergio Taglia, Fernando Toledo, y el libro Partes diarios, del periodista de Los Andes, Roly López, son algunos) y una profusa colección de revistas y fanzines locales. Revolviendo, se hallarán además curiosos libros mitológicos. Si se insiste, se podrá dar con alguna rareza de corte esotérico.

El bar acompaña su sección literaria con la participación de poetas y profesores de literatura en disertaciones y recitados. Eventos íntimos muy bienvenidos por la clientela del lugar. “Uno de nuestros proyectos para los próximos días es incorporar un stand para la venta de libros mendocinos de reciente aparición -adelanta Casanova-. Por supuesto, si hay algo que nos sobra son proyectos”.



Poetas malditos. El rojo fucsia de los muros hace abrir bien los ojos; la buena música, los oídos; la carta, el resto de los sentidos. Estamos en Benditos Malditos, el bar que se inspiró en la rima perfecta de Joaquín Sabina para erigirse en el reducto cultural de la calle Belgrano. Sus mentores son fotógrafos, de allí la particularidad de este pub: en su sótano está habilitado un laboratorio de revelado artesanal pensado especialmente para aficionados. En el primer piso, se encuentra aquello que nos ocupa: la biblioteca.

“Estamos armando un mueble más grande, con vista, para conformar una buena biblioteca -confiesa Andrés Quintana, uno de los propietarios-. Cada cliente tendrá una Carta de Libros para pedirlos gratis a contradocumento. Es más, estamos analizando la posibilidad de hacer una especie de carnet para poder retirarlo, al estilo de cualquier biblioteca pública”. En el armario de Benditos Malditos (Belgrano 980) conviven libros místicos como Yo visité Ganímedes de Yosip Ibrahim, con perlas como Las puertas de la percepción de Aldous Huxley, pasando por Facundo de Domingo Faustino Sarmiento. Quintana, que además de fotógrafo es escritor, devela que en estos anaqueles, por sobre todo, sobresaldrá la buena literatura. “Hemos dedicado mucho tiempo a la selección de las obras... Nuestra intención es presentar a grandes autores. También de esta idea surge el nombre del bar. Se sabe, los buenos artistas son personas benditas malditas”.



Lectura especializada. "Este rincón está pensado para los solitarios", comenta sin apuro Gonzalo Mejías, diseñador gráfico y creador de Mal de Amores (Arístides Villanueva y Olascoaga). El rincón de los corazones solos está integrado por algunos sillones, unas mesas bajas y una elegante barra. La iluminación es tenue, a tono con el ánimo intimista del restó. Sobre la barra, resaltan algunos libros, preferentemente de gastronomía y vinos.

"Es el mismo mozo quien le ofrece a los comensales acceder a nuestro material de lectura. Pensamos en incluir esta opción por una sencilla razón: queremos que nuestros clientes estén cómodos, que pasen un buen momento aquí", detalla Mejías. La alternativa planteada es acceder a textos especializados sobre cocina gourmet y degustación de vinos (Constitución vitivinícola de Argentina, la colección de Cuisine & Vines, los lujosos números de Joy...), cómo no, munidos de una espléndida copa de malbec. Lo que se dice, teoría y práctica.

“Es algo que fue muy bien recibido por nuestros clientes. Sí, aunque en un principio la idea podía parecer extraña, la gente lee en los bares”, subraya.



Libros que fluyen. El primer piso, el lugar de la trastienda, es espacioso. Allí, en el centro, un lienzo sugiere dos figuras espectrales. "No sé cuánto tiempo me falta para terminar esta obra -responde el artista plástico Israel Raij-. En todo caso preguntale a ella".

En su atelier, ubicado en el propio Centro Cultural Tajamar, Raij pinta con más interrupciones que las que querría. El empresario devora al artista. Él es el factotum de un complejo que incluye un coqueto teatro, una sala de exposición y venta de obras de arte, y un bar. Un bar cultural, claro. Aquí, los libros no podían faltar. Hacen acto de presencia los textos de Daniel Prieto Castillo, Jorge Enrique Ramponi, del dramaturgo mendocino Sacha Barrera Oro, entre tantos otros.

El cliente también puede acceder a los catálogos de los artistas Sergio Sergi, Azzoni, Cascarini, o a la colección completa de las revistas Arte al día y Museum, entre otras opciones.

Cada uno de estos volúmenes está puesto a la venta, pero también puede ser consultado en la mesa, sin compromiso. "Durante los últimos años, la oferta cultural pasó sólo por los creadores. Y así mismo, no alcanzaban los espacios para contenerla... para que su producción se pusiera en valor. Por eso decidimos abrir este espacio”, comenta Raij.

“La idea de Tajamar fue cubrir todos los frentes, la plástica, el teatro, la literatura, la gastronomía y el vino. Y que todo ello esté integrado y fluya", replica León Repetur, la otra cara visible del local ubicado en Paseo Peatonal Alameda 1921, de Ciudad.

En cuanto a la modalidad de bar con lectura, la opción se encuentra en franca expansión. "Nosotros pedimos a los autores de Mendoza que además de disponer a la venta su obra, dejen un ejemplar para que aquel que quiera consultarlo lo haga libremente", comentan los responsables. La oferta de libros y algo para tomar y comer se complementa con la presentación de escritores y charlas de café a tono con la temática cultural -ver recuadro en tapa-.

Junto a Raij y Repetur, son muchos los que esperan que la expresión bar cultural, tan vaciada de contenido en nuestra provincia, se refiera con el tiempo a un permanente y saludable hábito entre mendocinos.
Ultima actualización ( Jueves 17 de Julio de 2014 10:29 )  

¡¡¡en sintonía con tu niñ@ interior!!!



me gusta mucho juguete

momentos único